Un gato, un ovillo y Nicolas Cage.

tumblr_ls95ak1YRf1qzct9vo1_r2_500

El gato juega con el ovillo de lana en el interior de una habitación vacía, sin puertas ni ventanas, pintada entera de un inofensivo azul celeste.

995LLV_Nicolas_Cage_045

El gato juega con el ovillo de lana porque disfruta inmensamente haciéndolo. Ese ovillo es su principal fuente de placer dentro de aquel habitáculo, y no está dispuesto a cesar de arañarlo, mordisquearlo y hacerlo rodar por cada centímetro cuadrado del parqué. El ovillo parece tener vida propia y escapa de una esquina a otra tras los hábiles zarpazos del inquieto felino. Con cada vuelta se van desprendiendo los hilos que conforman el ovillo y a modo de estela van dibujando en el suelo una telaraña de color. Gradualmente el ovillo va menguando su volumen: del tamaño de una naranja pasa al de una pelota de golf, y finalmente queda reducido al de una diminuta aceituna.

tumblr_n1bgnnyMh21r04g55o1_500

El gato parece notar como su juguete se consume poco a poco y esto le enfurece mucho. Empieza a perseguirlo con mayor intensidad, y sus uñas ya no acarician la lana sino que se clavan en ella con violencia. De un lado a otro corretea frenéticamente en busca de su escurridizo juguete, pero cada vez tarda más en alcanzarlo porque sus patas se han ido enredando en los hilos. Llega un momento en que el ovillo se desvanece por completo y el gato ya no puede moverse. Ha quedado atrapado en una maraña de finas cuerdas de lana que se enroscan lentamente en su cuerpo como culebras afiladas.

tumblr_m7m24noYdn1qgdvcg

El gato emite un sonido agudo en señal de dolor, está aterrado porque de repente los hilos no paran de retorcerse alrededor de su carne y parecen intentar exprimirle las entrañas. Es entonces cuando lucha desesperado por liberarse, pero sus sacudidas son respondidas con brutales apretones por parte de aquellos crueles tentáculos textiles que se contraen con fuerza hasta hacerle manar sangre por todas sus extremidades y abdomen. En pocos segundos le provocan la muerte.

tumblr_m56lf9IyDx1rvmzyco1_500 (1)

El gato juega con el ovillo de lana en el interior de una habitación vacía, sin puertas ni ventanas, pintada entera de un inofensivo azul celeste. Esa clase de color que suele combinar muy bien con el rojo.

gato ovillo

Tenemos twitter aquí y una página de Facebook muy sexy pinchando aquí. ¡Si no quieres que haya más holocaustos de gatitos cuquis síguenos!

vivirmatablog@gmail.com

candyman_phixr (2)

Anuncios
Estándar

Comentarios (piensa luego existe):

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s