Todo vale en el Amor y en el Brostep.

186246_thumb_612x405

En los últimos días he consumido muchas de las pocas horas libres que tengo masturbándome el cerebro en busca de posibles conexiones o analogías entre el amor y la música. Quizá debe ser porque amo demasiado la música o porque ésta me hace demasiado el amor. No lo sé, pero lo cierto es que han aparecido como conejillos blancos de sombreros negros numerosos paralelismos y coincidencias. Y lo que vais a leer a continuación son las mágicas evidencias.

tumblr_n1f8nbUbhA1qdrgo9o1_500

La música es el arte de las emociones, de los sentimientos y de las sensaciones. Y el amor es la “emoción, sentimiento y sensación” por antonomasia. Así que podríamos considerar a priori que ya existe una conexión innata o conceptual entre ambos universos.

También podríamos decir a bote pronto, y con ánimo de establecer tangentes, que el amor es como ese estribillo que te obliga a subir el volumen al máximo para entregarte plena y emocionalmente al momento. Que esa chica que acabas de conocer y cuya voz te ha hipnotizado de repente es como ese hit que escuchas en la radio y después no dejas de reproducir en tu cabeza porque su ritmo se ha instalado definitivamente en tu mp3 mental bloqueando todos los botones. No puedes darle a pause, ni a stop, ni a off, ni pasar canción. Su pegadiza línea de bajo te ha dado de lleno en mitad del esternón sin ponerse guantes de boxeo. Y lo único que puedes hacer es esperar a que termine de golpearte y rezar porque no te haya partido en dos.

0910719dd658bf448dbc06a552c59f76

Se me podrían ocurrir litros de verborrea metafórica que servirían de comparación efectiva entre el amor y la música, pero vayamos al grano de verdad, al verdadero meollo de la cuestión. Procedamos a diseccionar meticulosamente cada par de vértebras que parecen florecer de la misma espina dorsal. Comprobemos cómo ambos mundos (amor y música) comparten realmente un mismo proceso o ciclo vital.

1)    Nubarrones de hypes y mariposas estomacales 

El anglicismo “hype” (que viene de hyperbole) se puede traducir como “exageración de un acontecimiento”. Aplicado a la música se suele utilizar para calificar aquellos grupos cuyo debut se hincha de tal manera por parte de los medios de comunicación que en apenas unos días ya son los nuevos Beatles. Con el tiempo, evidentemente, ese entusiasmo se va disipando y el disco ocupa su lugar natural. Si realmente presenta la calidad que se le presupone estará al lado de los grandes álbumes, si no, acumulará polvo en el cajón de los grupos olvidados.

DSC_0090

Pues bien esto mismo me ha ocurrido mil veces con las mujeres. Bueno mil veces no porque no tengo mil corazones, pero novecientos noventa y nueve sí. Esas mariposas estomacales que uno siente (o se inventa) no son más que hypes sentimentales frutos de una impresión sobrevalorada. Humo venenoso. Gas homicida. Zyklon B. Nos encanta inflar burbujas aunque solo sea por ver cuánto aire les cabe dentro ¿No resulta sospechoso acaso que alcancemos el clímax maripo-estomacal justo al principio de la relación cuando menos conocemos a la otra persona? Exacto. Expectativas suicidas. Ilusiones kamikazes. Fantasmas temerarios. Patatas calientes. Humo.

tumblr_n2shscPJKC1trdwxpo1_500

El beneficio de la duda nos la cuela doblada y al final nos toca recoger los trozos de los platos que se nos han caído al suelo por no sujetarlos bien. Pero la culpa es nuestra y solo nuestra (por mi culpa, por mi culpa, por mi gran culpa…), porque los globos de colores no estallan en la cara del que no los sopla demasiado, porque sabemos de sobra que no existe realidad capaz de satisfacer al 100% las demandas de nuestras ambiciosas expectativas, porque no hay ser humano sobre la tierra que pueda calmar nuestra insaciable sed de perfección divina.

Pero nos da igual ¿cuántas veces habremos escuchado eso de que el amor verdadero se encuentra donde menos te lo esperas? Ni puto caso. Lo que nos pone de verdad es autoengañarnos con espectaculares hypes o ilusiones ópticas.

JULIAN

2)    La brecha entre el directo y el disco

Jamás olvidaré la primera vez que fui a un concierto de rock porque fue un auténtico desconcierto. Tuvo lugar en el Palacio de los Deportes de Madrid y el grupo era nada más ni nada menos que Muse (probablemente la mejor banda en directo que existe hoy en día y si no miren esto). Así que no puede ser culpa de ellos sino mía, otra vez.

tumblr_n00y6pnXFb1sihznvo1_500

Se produjo un inesperado abismo sensorial, un cambio de registro, un salto de dimensiones. Porque una cosa es la música que se encuentra grabada en el disco y otra muy diferente la que escuchas en el directo. Al igual que no tienen mucho que ver las películas que uno se monta con las que luego aparecen por los ojos. La grieta se ensancha sobre todo en los individuos con tendencia soñadora. Esos que son capaces de quemar tardes enteras tumbados en el sofá jugando al “cómo será…”.

tumblr_n3h2wpWODo1rvqewmo1_500

Pues diferente, así es como será, igual de diferente que fue la conversación que te imaginaste con ella de la que sucedió a tiempo real. Igual de diferente que fue el beso que le diste en sueños del que tuvo lugar a las puertas de su casa. Porque cuando estuviste ahí, en vivo y en directo, a punto de comerle la boca por primera vez a la que sería tu primera novia, intervinieron en la escena muchos más elementos de los que consideraste en tus calculadas fantasías de sofá. Fue simplemente otra sensación: una real.

tumblr_mf17uuw02i1rplsppo1_500

Porque no es lo mismo jugar al Guitar Hero que tocar una guitarra de verdad. Porque no es lo mismo hacer playback delante del espejo que ir a cantar a un karaoke. Porque no es lo mismo escuchar música en tu casa que bailarla en primera fila de un macro concierto. El error fue mezclar churras con merinas, agua con aceite, Ballantine’s con Beefeater. La imaginación deber ser un complemento de la realidad nunca un sustituto.

Mentos con Coca-Cola, eso es lo que hay que mezclar joder. Y recuerda que ella siempre será mejor que la chica de tus sueños porque ella existe.

cara delevigne

3) La nostalgia de los primeros singles.

“El último disco no está mal pero espero que toquen las míticas”

Más de uno habrá escuchado o pronunciado esta frase alguna vez. Es algo normal dado que la gran mayoría de las canciones más memorables de un grupo o músico (desde Bob Dylan hasta los Red Hot Chili Peppers pasando por ACDC, David Bowie, Queen etc) coinciden cronológicamente con sus primeros trabajos.

Paul e Jagger

Pongamos como ejemplo a Paul McCartney. Si fuéramos a verle tocar a día de hoy nos sonarían prácticamente todas las canciones, y eso que no tenemos ni puta idea de lo que ha hecho en los veintimuchos discos que ha editado después de su etapa beatleniana ¿Por qué será? Pues porque las canciones que tocaría serían las de siempre, las que todo el mundo quiere oír, que son las primeras y las más brillantes por su pureza y autenticidad (Yesterday, Let it Be, Blackbird, Hey Jude, etc)

La pregunta es la siguiente “¿Cómo es posible que un compositor con más de 40 años de experiencia no sea capaz de hacer cosas mejores que las que hizo al comienzo de su carrera?”

Porque es imposible. Biológica, existencial y humanamente imposible. Al igual que es imposible sentir de la misma manera tras tropecientos años de matrimonio que cuando se volaba sobre la rosada nube del primer viaje juntos. La inspiración y los sentimientos no dependen de nosotros, son de naturaleza exógena, nos los inyectan en vena las jeringuillas del Destino, del Karma, Dios, Buda o lo que sea. Y están necesariamente atados a un contexto espacio-temporal de nuestra vida, siendo por tanto perecederos.

flood_2

Como acabamos de comprobar la música y el amor están estrechamente relacionados, podrían ser perfectamente las dos caras de una misma moneda, las dos almas siamesas de un mismo cuerpo compartido.

Así que nunca te olvides de escuchar lo que sientes y sentir lo que escuchas querido amigo 😉

tumblr_mnkparSfkl1rwuy5ro1_500

Tenemos twitter aquí y una página de Facebook muy sexy aquí. ¡Si tu novia tiene un pijama de Hello Kitty no dudes en seguirnos!

vivirmatablog@gmail.com

candyman_phixr (2)

Anuncios
Estándar

2 thoughts on “Todo vale en el Amor y en el Brostep.

Comentarios (piensa luego existe):

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s