Jennifer Lawrence: Anoche la conocí.

jennifer_lawrence_in_american_hustle-wide

16 de Febrero de 2014Madrid

Se abre la puerta y una bellísima anfitriona nos recibe. —Hola soy ReXXXX. —Yo el Mono Holandés, gracias por invitarnos, ¿Dónde dejamos los abrigos? —Aquí está bien. —Hola yo soy NaXXXXX. —El Mono Holandés, encantado. —Soy XXXXXXX…………Jennifer Lawrence.

Era JL. J-Law. Jennifer puto Lawrence.

Estaba yo en unas copas, rodeado de pseudodeidades, ninfas alcoholizadas, cuasigemelas musiformes, pero mis ojos no se movían de una pelirroja tatuada, la viva imagen de Jennifer Lawrence.

La chica pasaba desapercibida, tenías que parar un microsegundo de tu existencia en ella, pillarla el gesto, verla fumar, ver su oscarizada carcajada veinteañera para saber que estabas ante una prolongación espacial de Hollywood.

youloveit_ru_jennifer_lawrence17

Y yo te vi. Te descubrí, sentado desde el diván.

Eras J-Law en pelirroja, la Gran Estafa Americana marroneándonos en Madrid. Eras El Lado Bueno de las cosas que tienen el beber, el tabaco y el trasnoche.

Eras la fanática de Valentino Rossi, Il Dottore, rexplicándome su rivalidad con Biaggi y la trama amorosa de estos con Naomi Campbell y la muñeca hinchable.

Era Los Ángeles posándose por capricho en Madrid.

angel

La que canta, todavía en los mejores cines, Live and let die de McCartney (Aunque yo siempre fui más de la versión de Guns n´ Roses) meneando la cabeza, maquilladísima y armada con unos guantes de cocina recreando la versión Jersey Shore de la mismísima Gilda,  haciendo una de las escenas más graciosas que he visto.

Y te fuiste. Te retuvo un último cigarro, pero te fuiste. En busca de un hombre que decías que te daba pereza, pero te fuiste. Alzaste el vuelo. Nos dejaste, me dejaste buscándote por las interminables colas de los garitos de Madrid. Por supuesto no te encontré, te busqué sabiendo que solo te encontraría en California o en los brazos de otro. You know you did, you know you did, you know you did.

Prefiero pensar que estás patinando por Venice Beach, tomando una cerveza en algún bar de Beverly Hills, o fumando con esos labios rojo carmín en un descapotable por la costera State Route 1.

Me defino como un cuasi cinéfilo, y me he tragado todas tus actuaciones. Nunca destacaste especialmente en mi memoria (Salvo la escena mencionada arriba) aun habiendo ganado el máximo de la academia, hasta que te he conocido. Me has engatusado, y aquí me hayo escribiendo en calzoncillos, con un plato de espaguetis esperándome ya frío en el microondas.

Anoche conocí a Jennifer Lawrence, y jugó conmigo, con mi hambre de musa. Con mi sed de injusticia.

Segismundo Freud (Segis como le decía Umbral) psicoanalíceme y conteste ¿Estoy loco? ¿Conocí ayer a Jennifer Lawrence, a su franquicia, a su gemela, a su siamesa?

freud

Fue una noche normalmente esperada que ella transformó en una surrealista gratamente inesperada. Doy gracias al sino por estos momentos, estas ocasiones que son un empujón en este largo recorrido. Es la vida recordándonos que no hemos visto casi nada todavía y alimentándonos esa curiosidad para seguir avanzando y ver que se esconde tras las curvas del camino. Yo tuve suerte y esta vez fue JL.

En mis adentros sé que eras Jennifer Lawrence, JL en pelirroja tratando de estafarnos a todos americanamente. Era ver a L.A posarse en Madrid. 

losangeles

PD: (Se sabe que Madrid es tierra de ángeles, en el Retiro cayó uno).

Sígannos en twitter y pinchen aquí para nuestra página de Facebook.

vivirmatablog@gmail.com

oie_btlixcuAXPnx

Anuncios
Estándar

Comentarios (piensa luego existe):

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s