The Wolf of Wall Street.

jordanbelfort

Martin Scorsese, DiCaprio, McConaughey, el puto gordo de Súper-salidos,  N.Y.C., drogas, sexo, dinero, coches antiguos, subíndice de “basado en hechos reales”, descontrol de Wall Street y féminas explosivas.

80929-12

Un filme aderezado con cocaína, multitud de orgías de oficina, putas, strippers, bandas de música, enanos, lamborghinis, mansiones y yates. Ah! Y por supuesto el clásico cambio de primera esposa a la mujer rubia caucásica cuando las cosas van bien.

Un morboso mix, el mejor posible para hacer una película taquillerísima. Shake it!

Debido a múltiples acontecimientos no había podido asistir al cine hasta el domingo pasado, llevaba queriendo verla desde que salió el primero de los tráileres. Por fin ya estaba en mi butaca cuidadosamente escogida, mis palomitas, mi Coca-Cola y por qué no decirlo, bastante bien acompañado.

Aviso para navegantes: Spoilers ahead.

Para mí el filme es una muestra de la vida de este señor, Jordan Belfort. Repito, muestra. Y una crítica a la cultura del pelotazo, probablemente la energía que mueve los engranajes en el mundo occidental.

He leído multitud de críticas en contra de la película que dicen que hace apología de lo ilegal, que defiende el hacer dinero aprovechándose de los demás, y el vicio y estilo de vida de aquellos corredores de bolsa.

Me gustaría matizar éstas, yo te defiendo Marty. Es verdad que nos presenta a través de su arte la vida de ese personaje, como se lo montaba y se aprovechaba de los demás para enriquecerse. Pero hay dos momentos claves en la película:

The-Wolf-of-Wall-Street-Image-02

El primero: En el yate, Jordan mantiene una conversación con un agente del FBI y le pregunta por su sueldo de policía. Le contesta diciendo que todas las noche vuelve a su casa en metro, con las pelotas sudando y a veces vistiendo el mismo traje durante tres días seguidos. Más tarde hacia el final de la película, se ve en un artículo de un periódico que reza: “El Lobo ha sido encarcelado”.

El periódico es el que se está leyendo el agente volviendo a casa en ese metro gris de Nueva York, lleno de gente con cara de pocos amigos. En la siguiente escena sale el propio Lobo contándonos que su estancia en la cárcel no está nada mal, es más, juega mucho al tenis.

tumblr_n0csnbVLYk1sdestlo1_500

El segundo: La escena final. Belfort ha cumplido condena y se dedica a hacer cursillos y ponencias sobre el arte de vender. Va preguntando a distintos miembros de un público entusiasmado que le observa con admiración cómo venderían ellos un boli a otra persona. Y los últimos fotogramas los reserva para enfocar a ese público, a nadie en concreto, a un conjunto de personas que han ido a recibir lecciones y a adorar a este criminal, ellos quieren ser como él, ellos representan la sociedad.

Con esto Scorsese en su película quiere hacer ver al espectador de manera no verbal que es la propia sociedad la que sostiene esta idea de la cultura del pelotazo. La de montarte en el dólar a cualquier precio y llevar esa vida llena de excesos a costa de los demás.

scorsese

Que este tipo de personas existe y por mucho mal que hagan, la sociedad les quiereadmira perdona. Son sus verdaderos superhéroes, reales y de carne y hueso, que en cierto modo necesitan para tener algo de esperanza, y saber que si se lo proponen pueden acabar teniendo una cantidad de al menos 6 cifras en su cuenta corriente.

wolfofwallstreet3

Este personaje está vendiendo sus autobiografías y viajando por el mundo dando charlas.

El brazo ejecutor de la Ley está volviendo en metro, ese poder legislativo que se supone que es el producto del colectivo humano racional, uno de los triunfos de la sociedad, cuando cada persona como individuo lo que quiere es ser como el criminal que pegó ese pelotazo, es decir un ser egoísta, un lobo solitario.

tumblr_n0fsw4JleW1r23pnqo1_500

Sígannos en twitter y en nuestra página de Facebook.

vivirmatablog@gmail.com

oie_btlixcuAXPnx

Anuncios
Estándar

2 thoughts on “The Wolf of Wall Street.

  1. Había visto la película y por tres horas fui una “loba” que me sumía en excesos y dinero. Tras la película me dirigía a mi trabajo de mierda (en metro) para recibir un sueldo de mierda. Es verdad que vivimos enamorados de los Belforts de la vida. Véase también el filme que también interpreta Leonardo en “Catch me if you can”.

    Os leo cada domingo cual fan quinceañera. Saludos!

    • Todos hemos sido lobos durante 3 horas en el cine para salir por su puerta trasera, notar el frío en la cara y enfrentarnos a la cruda realidad. Es la magia y el doble filo de este séptimo arte.

      Catch me if you can para mi es una de las mejores películas de Spielberg con un joven Leo y un siempre genial Tom Hanks.

      Le recomiendo a usted “The Basketball Diaries” también del rubiales, genial.

      Muchas gracias por leernos y comentar!

Comentarios (piensa luego existe):

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s